domingo, 27 de enero de 2019

NUESTRA OSCURIDAD PUEDE REDEFINIR NUESTRA LUZ


Voy a empezar estas palabras ofreciéndote a ti que las estás leyendo la siguiente hipótesis, y lo haré desde tres preguntas.

¿Te puedes imaginar que el planeta tierra tenga la necesidad de sacudirse con la intención de limpiarse de toda la polución que lo envuelve?

¿Puedes llegar a imaginar todo lo que podría acontecer si eso ocurriera?

¿Qué haríamos los seres humanos si el planeta tierra se moviera de tal manera que desapareciera en las profundidades del mar medio continente?

Es evidente que no es lo mismo leer historias de continentes que fueron engullidos por la fuerza del mar o que emergieron repentinamente del mar que vivirlo y experimentarlo en primera persona, aunque a día de hoy no lo he experimentado sé que no es lo mismo. Existen muchísimas evidencias que nos muestran las diferentes etapas geográficas y los diferentes cambios que ha experimentado nuestro bello planeta a lo largo de su existencia, pero parece ser que no tenemos muy presente que podría volver a ocurrir en cualquier momento. Tengo la sensación que una gran parte de los seres humanos son tan inconscientes que creen que esa purificación del planeta tierra no pueda ocurrir y en el caso de que ocurriera estoy convencido que piensan que ellos van a vivir alejados de esos acontecimientos. Curiosamente todos los seres humanos que viven creyendo que esta hipótesis no cobrará vida son todos aquellos que creen que la existencia no les va a responsabilizar de sus actos, curiosamente también todos ellos viven ajenos a la siguiente máxima universal que te muestro en las siguientes preguntas.

¿Creemos que podemos vivir separados de todo aquello que creamos colectivamente?

¿Realmente crees que puedes alejarte de todo aquello que creas individualmente?

¿Eres realmente consciente que la vida te reconducirá, tarde o temprano, hacia todas tus creaciones tengan el color que tengan?

En numerosas ocasiones podemos ver como muchísimas personas se unen en oleadas de solidaridad, de cooperación, de empatía y de Amor. En muchísimas ocasiones podemos comprobar que esos valores tan preciosos que nos unen como colectivo no se han perdido, que seguimos teniendo la posibilidad de seguir mostrándolos al mundo entero, aunque me entristece comprobar que casi siempre aparecen cuando vivimos momentos convulsos y dolorosos. Después de esta reflexión deseo compartir contigo dos nuevas preguntas.

¿No será que nos hemos olvidado durante tantísimo tiempo de difundir y potenciar todos los valores que nos unen y que la vida nos muestra constantemente que somos poseedores de ellos?

¿Realmente necesitamos vivir experiencias de dolor y de sufrimiento para que resuciten esos valores que tanto nos aportan a todos?

Como raza y como colectivo somos tan arrogantes y tan egocéntricos que creemos que podemos seguir creando contaminación, dolor, sufrimiento, enfrentamientos, guerras, opresión, manipulación y grandes dosis de miedo y de control y que todas esas creaciones manifestadas y sus consecuencias van a permanecer eternamente alejadas de todos nosotros.

¿Eres consciente que un pensamiento negativo hacia ti, hacia otra persona o hacia cualquier ser vivo es una creación que tarde o temprano volverá a ti?

¿Eres consciente que todas tus creaciones mentales cobrarán vida de alguna manera u otra para manifestarse en tu realidad?

¿Eres consciente que tus creaciones mentales tendrán una frecuencia de vibración que las unirá a otras creaciones mentales que aun siendo ajenas a ti son de la misma calidad energética?

¿Eres consciente que tus creaciones mentales al unirse a otras creaciones mentales cobrarán vida y se potenciarán las unas a las otras?

Por todo lo expuesto anteriormente y observando el camino que está recorriendo el ser humano como colectivo, tengo la sensación que si el planeta tierra se estremece en su intento de equilibrar todo lo que nosotros hemos creado lejos del Amor y que tanto le afecta, nos veremos inmersos en una gran cura de humildad que nos conducirá a restablecer de manera permanente en nuestro interior y por lo tanto en nuestra sociedad esos valores que nos unen y que a día de hoy solo manifestamos cuando nuestra realidad se complica o se oscurece, lo más curioso es que ignoramos que nuestra existencia se vuelve complicada, oscura y pesada por haberlos ignorado a lo largo del tiempo, recuerda que lo creado siempre vuelve a su casa y darnos el permiso de integrarlo y aprender de ello solo depende de nosotros.

¿Llegaremos individualmente y como colectivo a ser conscientes que la oscuridad puede conducirnos a crear manantiales de luz?

SEGUIRÁ...

Flor de gaia




lunes, 3 de diciembre de 2018

¿APRENDEMOS DE NUESTRAS RELACIONES?

Aunque las relaciones que mantenemos con los demás siempre pueden ser motivo de aprendizaje hay momentos en la vida en los que los aprendizajes que extraemos de nuestras relaciones pueden ser sentidos en nuestro interior como verdaderos, auténticos y profundos.

Hay relaciones que nos ayudan a integrar diferentes conceptos del ser humano. Hay relaciones que por ser próximas y muy sentidas nos pueden ayudar a experimentar de diferentes maneras y en diversos grados lo que todos conocemos como DECEPCIÓN, para que una vez realizado el proceso de reflexión y de aprendizaje descubramos porqué la hemos sentido.

Hay relaciones que por ser especiales pueden llevarnos a un sentido proceso de DUELO,  dicho proceso se baña en las aguas de la sanación cuando aparece la verdadera ACEPTACIÓN como resultado de una reflexión amorosa y de un intenso autoanálisis. 

Hay relaciones que te enseñan a que no debemos esperar nada de nadie. Hay relaciones que te llevan a sentir desde el corazón sin que debamos pretender que los demás sientan lo mismo. Hay relaciones que te hacen más fuerte y mucho más consciente. Hay relaciones que nos muestran claramente que nuestro bienestar no debe depender de nada externo a nosotros mismos. Hay relaciones que nos revelan en lo más profundo de nuestro ser la cara más limpia del desapego emocional para conducirnos, una vez integrado el aprendizaje, a estados de autoconocimiento más sinceros y sobretodo mucho más profundos, y nosotros damos gracias por ello.

Seguimos caminando, seguimos creciendo...

Eva y Jordi.





domingo, 28 de enero de 2018

OPINIÓN VERSUS JUICIO

Nuestro BIEN estar o nuestro MAL estar son estados internos que dependen de como interpretamos nuestra realidad externa, por lo tanto podemos decir que la sensación o la percepción que tenemos del bien y del mal se bañan en las profundas aguas de un mar llamado SUBJETIVIDAD.

Normalmente y de manera completamente inconsciente entregamos a estos dos conceptos (bien - mal) todos nuestros juicios generados por la mente y que han sido construidos en función de la educación recibida, de todas las creencias que hemos construido y absorbido inconscientemente  a lo largo de nuestra vida, de la interpretación que hemos hecho de nuestra experiencia vital, de nuestros deseos e inquietudes, de nuestros apegos, de nuestras frustraciones, de nuestros éxitos, de nuestros fracasos, etc
.  
Normalmente y de manera totalmente inconsciente disfrazamos de opinión a todos aquellos juicios y prejuicios (opinión preconcebida) que constantemente nacen de nosotros mismos para ser descubiertos y para poder, gracias a ellos, hacer un poco de auto análisis y de introspección con el fin de conocernos un poco mejor, aunque desgraciadamente no siempre tenemos en cuenta esa posibilidad que aceleraría nuestro desarrollo y nuestro camino hacia nuevos estados de paz interior.

¿Por qué no utilizamos nuestros juicios y prejuicios como herramientas de crecimiento personal?

Muy sencillo, porque no somos conscientes que los estamos generando y normalmente no existe ni la voluntad ni el deseo de darnos cuenta de ello, por lo tanto desde esa inconsciencia se nos hace imposible alcanzar la cima de la gran montaña llamada PAZ INTERIOR.

Si buscamos el significado de la palabra juicio encontramos básicamente estas dos definiciones;

- Facultad del entendimiento, por cuya virtud el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso.
- Opinión razonada que alguien se forma sobre una persona o una cosa (normalmente negativa)

Es evidente que las dos definiciones están completamente relacionadas con el mundo de la subjetividad ya que tanto el entendimiento como la opinión razonada dependerán de cada cual, tal y como hemos apuntado anteriormente.

¿Somos conscientes de la delgada y fina línea que separa la opinión del juicio?

¿Somos conscientes de lo que sentimos emocionalmente al juzgar?

¿Somos conscientes de la energía que emitimos al juzgar?

¿El juicio es una herramienta que nos ayuda a trabajarnos la aceptación?

¿Creéis que desde el juicio podemos trascender la dualidad?

El ser humano lleva tanto tiempo juzgando creyendo que está opinando que la mayoría de veces no presta atención a su estado interior, a como se siente. Cuando el ser humano descubra que una de sus principales tareas es SENTIRSE PLENAMENTE en el presente desde la máxima honestidad podrá vivir en paz y estar en paz con muchas ideas y convicciones que le alejan de su gran capacidad de AMAR.

                                                                                                                              Flor de Gaia






sábado, 30 de diciembre de 2017

REALIDAD O APARIENCIA


Estamos a punto de finalizar un año y de iniciar otro y muchas son las personas que hacen reflexión sobre lo que les aconteció y sobre lo que desean que les acontezca. Muchas son las personas  que en estas fiestas navideñas ponen consciencia en relación a todo lo que recuerdan o lo que desean recordar del año 2017 y lanzan al cielo todos aquellos deseos que aún están por cumplir esperando que se manifiesten en el año que estamos a puntito de estrenar. Muchas son las personas que despiertan al Amor y a la manifestación de la paz y de la felicidad coincidiendo con la colocación de los adornos navideños y de las luces que decoran actualmente nuestras calles y nuestras plazas, y nosotros nos preguntamos;

 ¿Dónde está la LUZ del ser humano el resto del año?

Nos consta que compartimos esta pregunta con muchas otras personas que a lo largo de todo el año se ocupan de vivir desde la energía de la aceptación, del respeto, de la humildad y de la compasión y que día a día son conscientes de todas aquellas situaciones, creencias o patrones de comportamiento que se manifiestan en ellos y que están alejados del verdadero Amor. Nos consta que compartimos con la mayoría de ellos la sensación de que la humanidad aún no ha sabido trasladar el sentimiento navideño a todos y cada uno de los días de la existencia, y nosotros nos seguimos preguntando;

 ¿A qué se debe que haya personas que solo despierten al Amor en estas fechas?

¿Es verdadero el Amor que manifestamos cuando llega la Navidad?

¿Los sentimientos expresados son sentidos y reales o forman parte del mundo de la apariencia?

Aunque personalmente tenemos una opinión formada en relación a las preguntas que acabamos de proponer nuestra intención no es otra que la de realizar un ejercicio de auto reflexión honesta y sincera para poder dilucidar que partes de nosotros siguen instaladas en el mundo de la apariencia y lo más importante, saber descubrir y entender que nos conduce a ello, todos de alguna manera u otra estamos en ese proceso.

Siguiendo con el mundo de la apariencia nuestro sentir nos conduce a manifestar que como seres en constante evolución vivimos sumergidos bajo grandes capas de apariencia, pero no tenemos la intención de  desarrollar este tema tan largo y extenso aunque si deseamos centrarnos un instante en el mundo de la apariencia espiritual. Son muchas las personas que desean vivir y manifestarse desde una apariencia espiritual, o lo que ellos entienden como vida espiritual, son muchos los que desean que los demás vean o crean que son personas con grandes conocimientos en relación a lo espiritual, son muchos los que ponen intención constante en ello, son muchos los que inconscientemente tienen esa necesidad, son muchos los que de la piel hacia fuera se muestran de una manera totalmente diferente a como viven de la piel hacia dentro, y nosotros nos seguimos preguntando;

¿Por qué hay tantas personas ocupadas en coleccionar diplomas y cursos y no en mejorar su calidad humana?

¿Tienen relación las formaciones que realizan con sus pensamientos y  actos diarios?

¿Por qué están tan interesados en aparentar ser seres con un gran desarrollo espiritual?

¿Qué carencia hay escondida detrás de la necesidad de mostrarse espiritualmente avanzado?

¿Qué entienden ellos por vida espiritual?

Son muchas las preguntas y evidentemente pueden ser muchísimas las respuestas, simplemente deseamos que podamos reflexionar un poco en relación a los temas expuestos con la intención de mejorar nuestra calidad humana y de poder agarrarnos definitivamente al gran impulso que nos transforme en  seres humanos conscientes viviendo desde la energía del AMOR.

Seguimos caminando, seguimos creciendo…
Eva y Jordi (Flor de Gaia)







sábado, 29 de julio de 2017

LA PERCEPCIÓN DEL CAMBIO

¿Cómo vives y experimentas los cambios que llegan a tu vida?

¿Te resistes a los cambios?

¿Qué sientes cuando percibes que la vida te conduce por caminos que jamás pensaste descubrir?

¿Realmente crees que puedes cuestionar tus creencias si las conviertes en un dogma de comportamiento?

Muchos somos los que sabemos que la forma de manejar los cambios que nos ofrece la vida está relacionada con nuestra capacidad de evolucionar y aprender gracias a ellos, muchos de   nosotros sabemos que los cambios crean nuevas experiencias y por lo tanto nuevas oportunidades para seguir creciendo y evolucionando en este planeta socialmente dual.  Muchos de nosotros sabemos también que lo que conocemos como una crisis no deja de ser una nueva oportunidad que nos ofrece el Universo para que nos demos cuenta de aquello que ya no nos ayuda a seguir creciendo como almas enfundadas en un cuerpo de materia densa, muchos de nosotros sabemos también que todo aquello que hace tambalear nuestros consolidados cimientos no dejan de ser una nuevas experiencias que  nos ayudarán a darnos cuenta de aquellas creencias y patrones de conducta arraigados en nuestro ser que no nos ayudan a fluir con la nueva vida que desea abrirse ante nuestros ojos.

Desgraciadamente aún existe una gran parte de la humanidad anclada en el tiempo. Todos podemos convivir a diario con personas enraizadas en comportamientos ancestralmente opuestos a la evolución del ser humano, todos ellos estancados y enjaulados en vidas hostiles donde la percepción de lo que ocurre no deja de ser completamente dual, comandada por mentes y egos desbocados que no dejan de luchar con todo lo que perciben sin ser conscientes que todo esa hostilidad es un claro reflejo de la ausencia de paz interior.

¿A qué se debe que muchas personas se resistan al cambio?

¿A qué se debe que no sepan observar sus vidas con unos ojos más abiertos a lo nuevo?

¿A qué se debe que muchas personas se pasen la vida juzgando a los demás sin ser conscientes de ellos mismos?

Si hay algo que hemos aprendido a lo largo de nuestro caminar consciente es que la vida que vivimos es un precioso e impecable espejo de nuestra realidad interior.  Cuando llegamos a tener la certeza de que nosotros creamos nuestra realidad deja de tener sentido la queja constante en relación a todo aquello que nos ocurre y iniciamos un proceso de autoconocimiento  centrándonos  en todo aquello que proyectamos desde nuestros pensamientos, palabras y acciones y que no nos conducen a lo que realmente deseamos, vivir sintiendo paz interior.  

Son ya muchas las personas que han podido descubrir gracias a diferentes terapias y también por cuenta propia que existen en ellos numerosos programas y creencias en el inconsciente que luchan por alcanzar la mente consciente y llegar así a la trasformación y a la liberación. Son muchas las personas que han percibido desde el DESPERTAR DE LA CONCIENCIA que todo lo que  llega a sus vidas son nuevas oportunidades para descubrir las numerosas barreras inconscientes que rigen su realidad,  así como numerosos bloqueos mentales y creencias inamovibles que han ido  alimentando constantemente sin ser conscientes que lo estaban  haciendo.

Sin los diferentes sucesos de cualquier índole, sin las nuevas experiencias o las nuevas vivencias y sin todas aquellas personas conocidas o por conocer que comparten nuestras vidas sería prácticamente imposible darnos cuenta de la verdadera realidad oculta que existe en nuestro interior y que está reprimida por nuestros MIEDOS y que ha estado alimentada por nuestro EGO vida tras vida. 

¿Sabías que A LO QUE TE RESISTES PERSISTE en tu vida?

¿Sientes que ha llegado el momento de cambiar y de encontrarte contigo mismo?

Continuará…
Seguimos caminando, seguimos creciendo…
Flor de Gaia (Eva y Jordi)






sábado, 12 de noviembre de 2016

CULTURA ESPIRITUAL & SER HUMANO CONSCIENTE

En numerosas ocasiones el ser humano se acerca a la espiritualidad desde un taller, desde un curso, por alguna experiencia de difícil explicación desde lo racional, desde diferentes lecturas o gracias a un amigo o conocido que nos introduce en lo que él considera que es mejor o adecuado para reiniciarnos hacia caminos más luminosos. Evidentemente cada uno de nosotros empieza este camino consciente hacia la luz y hacia el Amor de manera diferente y así debe de ser.
Una vez iniciados en el camino del crecimiento interior y la evolución personal puede aparecer la necesidad de acumular y acumular muchos y diferentes conocimientos de diferente índole espiritual, que si memorizo toda la historia no oficial del planeta tierra y la de todas sus civilizaciones, que si me sé de carrerilla todos y cada uno de los nombres de los Ángeles y Arcángeles más “mediáticos” y todas sus funciones y características, que si conozco los seres de luz en todas su diversidad, que si conozco un sinfín de métodos y terapias así como una larga cola de nombres, temas y posibilidades espirituales, etc.  Y mis preguntas son:

¿Toda esa información que acumulas en tu disco duro te hace ser cada día una MEJOR PERSONA?

¿Toda esa información hace que cada día ofrezcas una mejor versión de tu mismo?

¿Toda esa información hace que te conozcas y te reconozcas cada día como un ser en expansión y en evolución?

¿Toda esa información te aporta una mejor gestión de todas tus emociones y de toda tu sombra?

¿Toda esa información hace que seas cada día más consciente de todo lo que te aleja del AMOR?

¿Toda esa información te lleva a sentir PAZ INTERIOR?

¿Toda esa información te enseña a convivir mejor, a aceptar a los demás, a perdonar y perdonarte y a ser cada día un poco más honesto, más humilde y más honrado?

¿Toda esa información te acerca a ser un ser de luz o un Ángel en la tierra?

¿Toda esa información te permite ser consciente de la energía que te aportas a ti mismo y a tu vida?

¿Toda esa información te enseña a APACIGUAR LA AMENTE y a reconducirla hacia los designios de nuestro gran maestro, EL CORAZÓN?

¿Toda esa información te enseña a encontrar tu propia COHERENCIA y a ser consciente de cómo no perderla?

¿Toda esa información hace que puedas cambiar los conceptos negativos que tienes de ti mismo-a?

Evidentemente toda esa información acumulada en tu memoria puede ayudarte en tu proceso y en tu camino espiritual siempre y cuando intentes tenerla presente en todo lo que piensas, en todo lo que dices, sientes y haces, en cómo te relacionas con tu ego, en cada conversación, en cada acto o situación, en cada diálogo  contigo mismo-a, en cada conflicto, en cada reto, en cada proyecto, en la relación que tienes con tus allegados, sean familiares de sangre o no…es decir, en cada uno de tus días independientemente del color que tengan. Acumular conocimientos sin llevar tosa esa información a tu vida diaria  y a la relación que tienes contigo mismo-a sirve de muy poco y lo único que conseguirás será crear un personaje aparentemente muy espiritual pero completamente vacío de lo que realmente hace que nuestra evolución transcurra por senderos más sutiles, más dóciles y mucho más luminosos, estoy hablando del AMOR, ese amor que conscientemente has conseguido reconocer en tu interior y que te ayuda y te empuja a seguir ofreciendo lo mejor de ti mismo-a, y cuando es así lo ofrecido siempre es verdadero, lejos de lo que puede ofrecer  ese personaje al que simplemente le interesa demostrar todo lo que sabe sin la más mínima intención de acercarse al verdadero amor por el mismo y por los demás. Recuerda, no es lo mismo atesorar mucha cultura espiritual que ser un ser espiritual consciente.


                                                                                                                Eva y Jordi.